Calderinos marcharon contra las AFP

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

La comunidad calderina también acudió al llamado de la Coordinadora del movimiento ciudadano “No+AFP” para marchar en rechazo el actual sistema de pensiones.

 

La marcha comenzó en el bandejón Chorrillos hasta llegar a la Avenida Batallón Atacama y llegar a las calles céntricas para luego en la plaza Condell.

El vocero de la convocatoria, Eusebio Castillo, señaló “Como funcionarios públicos y en particular los profesores de Caldera nos hemos reunido para manifestarnos contra las AFP, ya que nosotros no queremos jubilaciones indignas y queremos un respeto a las personas adultas mayores y como se ha visto esta marcha es una de la más alta convocatoria que se ha realizado en Caldera. La voluntad de la ciudadanía, la voluntad del pueblo, termina barriendo con la intransigencia de quienes se oponen a la petición y este clamor que hacemos con mucha humildad, pero con mucha fuerza también”.

Una vez llegado a la plaza Condell, los manifestantes entonaron el himno nacional y algunos artistas de la comuna se expresaron con su música y arte, según los dirigentes esta marcha superó las expectativas de los organizadores, ya que llegaron Docentes, Asistentes de la educación, Funcionarios de la salud, personas independientes y trabajadores portuarios.

Quien se hizo presente en la ocasión fue la alcaldesa electa, Brunilda González, quien señaló “Una muy buena participación de los ciudadanos y trabajadores de Caldera quienes hacen un acuso de recibo del sistema que hoy es muy injusto, hay una demanda ciudadana que ha establecido el termino al sistema de las AFP porque genera una clara diferencia entre aquellos que tienen recursos y no están inscritos en el sistema AFP, las Fuerzas Armadas contra cerca del 90% de los chilenos que están sometidos de manera impuesta a un sistema que al llegar a la vejez van a terminar más pobres de lo que son hoy en día. Por ejemplo el sistema de vejez para un profesor está destinado a no tener una jubilación superior a los 200 mil pesos y muchos de los profesores llegan con una carga física de dolencias y crónicas y que hacen que tengan un gasto mayor y doy este ejemplo porque son los más cercanos, sin embargo sabemos que en cada área de la administración pública y el trabajador común y corriente que a veces a duras penas gana 350 mil pesos está destinado a tener una jubilación en AFP no superior a los 120 mil pesos. Nosotros necesitamos un sistema de reparto donde el estado aporte junto al trabajador y donde el empleador también aporte, pero ese sistema no puede ser de AFP, donde nuestros recursos se ponen a exposición de libre mercado para enriquecer las arcas de unos pocos y que son dueños de las AFP y del gran capital de nuestra nación”.