Casi una docena de correos humanos ha detectado la PDI en Atacama en 2017

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

La modalidad de correo humano es una forma que los narcotraficantes utilizan para trasladar droga oculta al interior de su cuerpo

 

Hace sólo tres días, la Brigada Antinarcóticos y contra el Crimen Organizado (Brianco) de la PDI de Copiapó detuvo a tres sujetos, de origen boliviano, en la Ruta 5 Norte, en los alrededores de la capital regional, quienes se trasladaban en un bus interprovincial con 147 ovoides de cocaína base en sus estómagos.

Los efectivos policiales incautaron en total 1 kilo 876 gramos de sustancia ilícita proveniente del norte del país y que tenía como destino Copiapó y Santiago. “A través de un control terrestre antinarcóticos se pudo detectar a los imputados que tenían en sus cavidades estomacales la droga”, señaló el jefe de la Brianco local, comisario Cristian Chávez.

El procedimiento adoptado por los agentes antidrogas de la PDI no es el primero en la zona, ya que en lo que va de este año son 11 los detenidos por infringir la ley que sanciona el tráfico ilícito de drogas bajo la modalidad de “correo humano”.

“El correo humano en estos casos, son personas que tragan droga en capsulas tipo ovoides, las que trasladan en sus estómagos para evitar ser detectados por la policía, para posteriormente evacuarlas y hacer entrega de la sustancia ilícita a otros sujetos para su comercialización”, manifestó el comisario Chávez.

El jefe policial sostuvo que “los tragadores de ovoides, introducen a su organismo un promedio de 50 cápsulas, las que en total pesan cerca de medio kilo de cocaína”, agregando que “esta modalidad de narcotráfico es sumamente peligrosa, ya que las personas ingieren ovoides de droga que ocultan en su intestino, y de romperse el material que reviste la droga podría provocarles la muerte de forma inmediata”.

Labor coordinada con Fiscalía

El comisario Chávez insistió en que “nuestra labor es coordinada con el Ministerio Público y tiene como objetivo cerrar completamente el paso a la droga a través de la zona. Para lograrlo realizamos un trabajo de análisis e inteligencia policial, determinando sectores previamente georreferenciados para efectuar los controles antinarcóticos”.

Desde la policía civil señalaron que están constantemente capacitándose para anticiparse a posibles nuevas formas de ocultamiento de droga. “Si bien los correos humanos llevan algunos años efectuando ingreso de droga al país, los narcotraficantes buscan alternativas para burlar la acción policial y de la Fiscalía”, agregó el jefe de la Brianco Copiapó.

“Hay un trabajo mancomunado con el fiscal especializado en drogas, Héctor Meza Peña, a fin de mantener y mejorar, si es posible la gestión en esta área. Es un trabajo minucioso y exhaustivo, que requiere de Detectives capacitados y profesionales, lo que nos ha permitido decomisar más de 650 kilos de droga este año en Atacama”, finalizó el comisario Chávez.