CORE analiza convenio de programación para construcción de viviendas sociales

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

Pobladores de las comunas de Copiapó, Caldera, Vallenar, Huasco y  Freirina serían los beneficiarios de este convenio.

 

El presidente del Consejo Regional de Atacama, consejero Luis Ruiz, destacó la importancia de este convenio que permitirá dar solución de manera significativa al déficit de viviendas sociales.

Con un aporte significativo de recursos del FNDR y fondos sectoriales, se podrán construir 794 viviendas para familias vulnerables de las comunas de Copiapó, Caldera, Vallenar, Huasco y  Freirina.

La propuesta de este convenio, informó el presidente del Core, la hizo el propio Intendente Miguel Vargas en la última sesión plenaria del CORE en atención a los problemas habitacionales que presenta la región y a las dificultades que existen para que se puedan materializar estos proyectos, que principalmente tienen que ver con el costo de la vivienda en Atacama (1.050 UF) y que excede el valor del subsidio que entrega el Estado, el cual no supera las 700 UF.

Por este motivo, se ha acordado este convenio de programación entre el Gobierno Regional y el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, para viabilizar estos proyectos tan necesarios y urgentes para un importante sector de familias de Atacama. De aprobarse este convenio, por parte del Consejo Regional, la región de Atacama estaría en condiciones de invertir en los próximos seis años, incluyendo el 2017, una cifra cercana a los 100 mil millones de pesos en viviendas, lo cual permitirá sacar adelante un conjunto de proyectos desarrollados por los propios comités de viviendas sociales que vienen por años, pero que están rezagados. Añadió más adelante el consejero Luis Ruiz.

Según lo manifestado por el consejero Gabriel Mánquez, presidente de la Comisión de Inversiones del CORE, no hay claridad respecto de donde saldrán los recursos FNDR, pero lo importante de la propuesta analizada en comisión durante la jornada del martes, es que se lleve a efecto este convenio y con ello se dé solución a cientos de familias vulnerables que llevan años luchando por la casa propia.

También indicó que le gustaría ampliar algunos aspectos territoriales de este convenio, en pos de la equidad y la descentralización, pensando precisamente en aquellas familias de comunas como Chañaral, Diego de Almagro, Tierra Amarilla que producto del aluvión perdieron sus viviendas.

Por último, señaló que a partir de este convenio ve como una oportunidad poder abordar con el Ministerio de Vivienda el tema de “las tomas” que hay en el borde costero, como también aquellas instaladas “por necesidad” en las ciudades. A partir de esto, su propuesta es realizar algunas sinergias con otros ministerios como el de Bienes Nacionales, por ejemplo, tendientes a solucionar los problemas de suelos.

 

Escrito por: Vivian Sotomayor