CORE preocupado por situación hospitalaria de Chañaral.

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

 

El consejero Manuel Reyes planteó su preocupación por el tema hospitalario que afecta a la comunidad de la provincia de Chañaral. A juicio del consejero, la situación ha tocado techo, porque tienen una gran infraestructura hospitalaria como edificio, pero que lamentablemente se convirtió en un elefante blanco. Prueba de ello, dice el consejero no nacen niños, porque las madres deben ser trasladadas de urgencia a Copiapó.

 

También presentan graves problemas con las personas que deben dializarse. Ellos son trasladados a Copiapó los días lunes, miércoles y viernes, en un bus que no reúne las condiciones para un viaje tan largo y que se inicia a las 4 de la madrugada y sin un paramédico a sus cuidados.

 

Por otro lado, señala el consejero Reyes que cuando los pacientes deben trasladarse hasta Copiapó por interconsulta, después de haber esperado casi un año, deben hacerlo de madrugada o un día antes para no perder la hora. Antes existía un bus que los trasladaba, donde cada uno pagaba su pasaje, pero hoy fue cancelado.

 

De especialistas ni hablar, porque sólo llegan hasta Copiapó, donde no todos pueden viajar y por supuesto los más vulnerables son los perjudicados. El consejero se pregunta hasta cuándo debe esperar la gente de Chañaral y Diego de Almagro por una atención médica digna.

 

Hace presente que el Estado está en deuda con Chañaral, a quien contaminó hace 70 años a través de CODELCO Chile y ningún gobierno de turno ha sabido responder en lo mínimo a tan grave daño ecológico causado y que ha repercutido en la salud de la población. Por esto como ciudadanos chañaralinos exigen atención hospitalaria digna para las personas de la provincia.