Desarrollo Social entrega una mano amiga a las personas en situación de Calle

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

Es importante resaltar que existe un fono Calle, que es el 800 104 777.

 

Con motivo de la presencia de las bajas temperaturas, asociado a enfermedades, es que el Ministerio de Desarrollo Social, – al igual que todos los años-, lanzó en Copiapó el Plan Invierno para ir en ayuda de las personas en situación de Calle.

De hecho, en la noche del miércoles 19 de julio, se realizó un completo recorrido con voluntarios y personal del Hogar de Cristo, para entregar alimento, abrigo y útiles de aseo, para quienes se encuentran en esa situación.

A nivel nacional, se atiende al 75.2% de las personas en situación de calle a lo largo de todo Chile, operando entre 60 a 214 días, según la región y en Atacama por un periodo de 62 días.

Durante el año 2016, se atendió a un total de 514 personas, quienes se vieron favorecidas y tuvieron un alivio al momento de enfrentar las bajas temperaturas.

A los recorridos que se hacen en el periodo de 62 días, además se incluye un sobrecupo en la hospedería del Hogar de Cristo. La jefa social provincial del Hogar de Cristo en la región, Carol Calderón, indicó que “los dispositivos de Sobrecupo se refieren a camas adicionales instaladas en hospederías solidarias existentes y que complementan dicha oferta. En estos dispositivos se entregan las prestaciones de alojamiento, alimentación, higiene y ropa para personas en situación de calle que lo requieran”, precisó Calderón, quien señaló que lo habitual es que tengan 30 cupos diarios, pero que en esta época del año se incrementan.

El Seremi de Desarrollo Social, Antonio Urbina, se refirió a la importancia que significa tener este programa. “El Plan Invierno del Ministerio de Desarrollo Social beneficiará a 90 personas en situación de calle al día, financiando 30 sobrecupos en la Hospedería del Hogar de Cristo y 60 atenciones en Rutas Calle en Copiapó y Caldera. A estas personas, que son los más vulnerables, se les entregará alimentación, abrigo, útiles de aseo y un lugar donde pasar la noche y además los voluntarios llevarán comida y protección para los rucos. Se pretende hacer más llevadero el invierno a las personas que están en situación de calle y brindarles la posibilidad de tener una noche más  digna”, enfatizó.

El objetivo del Plan Invierno tal como se ha señalado en versiones anteriores pretende llamar a la comunidad a visibilizar a las personas en situación de calle e invitarlos a ser parte a través del voluntariado; convocando a las personas a colaborar en las Rutas Calle que se realizarán de lunes a domingo en diferentes turnos.

En palabras de don Pascual Paredes, es muy importante el poder recibir la ayuda. “Yo tengo un lugar donde vivo en la calle, y creo que está bien, y que bueno que lleguen a todos los lugares con la ayuda”, puntualizó.

SITUACIÓN CALLE

En el Segundo Catastro Nacional de Personas en Situación de Calle realizado durante el mes de agosto del 2011 encontró un total regional de 272 personas en calle.

Un 84% de las personas en situación de calle a nivel nacional son hombres.

El promedio de años que las personas llevan viviendo en situación de calle es de 5,8 años. Estas cifras son muy distintas en cada región. En el norte la población es más joven y llevan menos tiempo viviendo en esta situación.

El 23,9% (2.781) de las personas encuestadas lleva menos de un año viviendo en situación de calle.

En Atacama, las personas en situación de calle de la región de Atacama tienen en promedio 41 años de edad (a nivel país el promedio es 44 años), lo que contradice la creencia de que casi todos los que viven en calle son adultos mayores.

En la región, son en su mayoría hombres (90%), la mayoría declara que tiene al menos un trabajo o realiza alguna actividad que produce ingresos. Dentro de los trabajos realizados por personas en situación de calle los más frecuentes son la venta ambulante, servicios de aseo y cuidado y estacionado de autos. En Atacama también se suman quienes trabajan en el rubro agrícola, específicamente en el trabajo de temporeros.