Diputado Lautaro Carmona: “El Alcalde Cicardini se desenmascaró en su real compromiso político”

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

El diputado Lautaro Carmona manifestó su total solidaridad con el movimiento que llevan a cabo los profesores/as a través de su gremio, de los estudiantes y apoderados/as, ante la amenaza de interponer un recurso de protección por parte del Alcalde Cicardini para obligar al retorno a clases, como también respondió la carta anticomunista firmada por el mismo edil. Al respecto, el parlamentario opinó que “el Alcalde Cicardini se desenmascaró, en su real compromiso político con las posiciones más reaccionarias que existen en la sociedad chilena. Hoy se pone en la misma posición que la derecha para atacar el programa de la Presidenta Michelle Bachelet, que todos sabemos que tiene tres ejes fundamentales: nueva constitución, reforma tributaria y reforma a la educación; y la reforma a la educación tiene como una de sus líneas claves la desmunicipalización”.

“El doble estándar de Cicardini no sólo lo vivió Vilches, que se coció en su propia salsa cuando le prestó apoyo para que fuera Alcalde, lo mismo está ocurriendo hoy día cuando presionó para tener presencia en la propuesta de la Nueva Mayoría dándole hoy vuelta la espalda al programa de la Presidenta Bachelet. Que respondan los que apoyaron a Cicardini”, opinó el parlamentario comunista, recordando que es fundamental la reforma educacional que garantice una educación pública de calidad con acceso para todos y todas.

Lautaro Carmona insistió en que la comunidad educacional de Copiapó ha debido sufrir la inoperancia de la gestión edilicia y recordó que el anterior jefe del DAEM, Raúl Ortíz fue destituido “no por el Colegio de Profesores, ni por una federación de estudiantes secundarios, si no por la institucionalidad, es decir la superintendencia de educación y pronunciamientos de la Contraloría, cuestionando el mal uso o no uso de los recursos SEP”.

El Diputado señaló que “Cicardini finalmente cae como los martes de Merino con un anticomunismo tan fuerte que tan sólo le falta agregar que cuiden las guaguas porque los comunistas se las comen” y criticó estas actuaciones “es un nivel de desquiciamiento que raya en que uno se pregunte si está sano mentalmente o está en una situación de auto persecución”. Por último, el parlamentario indicó que “debe hacerse cargo desde el punto de vista político pero también de su gestión desde el punto de vista administrativo”.