Entregan Diagnóstico del Estado Ecológico/Ambiental del Borde Costero de Huasco.

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

 

La medida se enmarca en el Programa para la Recuperación Ambiental y Social (PRAS) de Huasco y responde a inquietudes levantadas desde la comunidad, junto con las instituciones sectoriales con competencia ambiental.

Una extensa reunión extraordinaria de trabajo realizó el Consejo para la Recuperación Ambiental y Social, CRAS, instancia de diálogo multisectorial encargada de liderar el trabajo que permitirá materializar el seguimiento de las iniciativas de solución plasmadas en el PRAS, las cuales han sido definidas y priorizadas de acuerdo con las principales demandas ciudadanas de la comuna de Huasco.

En la actividad, participaron el Alcalde de la Comuna, Genaro Briceño, la SEREMI del Medio Ambiente, Natalia Penroz, la Seremi de Gobierno, Sofía Vargas , representantes de Servicios Públicos, Gobierno Regional, Sector Productivo Industrial, Agrícola y Pesquero, y la Sociedad Civil de la comuna Puerto y profesionales de la Seremi del Medio Ambiente.

En la reunión, se presentó un diagnóstico del estado ecológico y ambiental del borde costero de Huasco, específicamente en la ensenada de Chapaco y la bahía de Huasco, donde se revisaron y analizaron los monitoreos históricos desde 1993 a la fecha, se catastraron las fuentes emisoras, análisis de la posibilidad de restauración del borde costero de Huasco, además de realizar propuestas de mejora y recomendaciones de manejo y restauración. El monitoreo acotado de la Bahía de Huasco y Ensenada de Chapaco, entregó los siguientes resultados:

Se determinaron concentraciones algo elevadas de ciertos elementos (arsénico, cobre, cromo, fósforo, zinc) en el agua de mar y especialmente en sedimentos. Estos elementos se encontrarían aparentemente en mayor proporción en la ensenada Chapaco que en la bahía Huasco.

Para el periodo 2012-2019, existen bajos valores de abundancia, riqueza y biomasa macro-infaunal en el sector de ensenada Chapaco, comparado con otras zonas costeras aledañas y con la información de un periodo de muestreo anterior (1995-2011), lo que podría indicar afectación de las comunidades de fondo blando.

La zona intermareal rocosa mostró resiliencia al relave, evidenciada por la aparente recuperación de los bosques de algas pardas (Lessonia spp.) cercanos al sitio de descarga del relave.

La afectación a la biota marina se ha debido, históricamente al aumento de la turbidez. Esto dado, por las descargas de relave, que impide la actividad fotosintética y con ello el crecimiento de fitoplacton (disponibilidad de alimento). Además, los bajos niveles de oxígeno y materia orgánica de los sedimentos han causado condiciones incompatibles con el desarrollo de comunidades macro-infaunales (comunidades de fondo marino).

En esa línea el Alcalde de la Comuna, Genaro Briceño, destacó que “los integrantes del CRAS tienen la responsabilidad de difundir este primer diagnóstico hacia la comunidad pero también el documento arroja que hay que hacer una vigilancia ambiental por parte de los pescadores y socializarlos con la comunidades en esta nueva etapa del Gobierno para que la comunidad lo puede percibir de mejor manera y en su propio entorno”.

Por su parte, la SEREMI del Medio Ambiente, Natalia Penroz afirmó que “este proyecto se trata de un Diagnóstico inicial del estado ambiental de la Bahía de Huasco, que responde a una medida de propuesta de solución de la componente medio marino y su relación con los desafíos territoriales definidos para Huasco, dentro del Programa para la Recuperación Ambiental y Social de Huasco (PRAS) y responde a inquietudes levantadas desde la comunidad, junto con las instituciones sectoriales con competencia ambiental”.

“Este estudio, no será definitivo, más bien entregará antecedentes para realizar un proyecto mayor a corto plazo, que se haga cargo de las evidencias de problemáticas ambientales que se detecten y así realizar un nuevo estudio más focalizado y con mayores recursos, para entregar a la comunidad de Huasco más información y antecedentes del estado ecológico ambiental del Borde Costero y el mar de Huasco”. Concluyó la SEREMI.

La vocera de Gobierno de Atacama, Sofía Vargas aclaró que “la idea de nuestro Presidente, Gabriel Boric es justamente de hacer vinculante la participación ciudadana para que todos participen activamente en el proceso y se dio y se va a dar constantemente en las siguiente reuniones para llegar a soluciones concretas dentro de los próximos cuatro año de gobierno y dar respuesta a una solución urgente que tienen por el impacto ambiental que ha sufrido en las últimas décadas. Por eso creemos que la vía es el diálogo como lo establece el Programa de Gobierno del Presidente, que apunta a contar con una Transición Sociecológica Justa y esto se hace a través del diálogo y la participación de la ciudadana a través de una gobernanza sectorial”.

Finalmente y a modo de conclusiones de la actividad se indica que la magnitud histórica de la afectación, no permite soluciones inmediatas para restaurar el ambiente marino en ensenada Chapaco. Sin embargo, el cese de la descarga de relaves podría promover la recuperación a largo plazo del ecosistema marino, pero esto debe estar acompañado de acciones conducentes a llenar algunos vacíos de información, a la vigilancia ambiental del área, además de la capacitación y sensibilización de la comunidad, además de la realización de estudios complementarios que permitan determinar el grado real de contaminación en Chapaco, y Bahía Huasco. Esto debe permitir avanzar en el levantamiento de los antecedentes para el desarrollo de una norma secundaria de calidad ambiental para la ensenada Chapaco.