Evalúan mejoras para disminuir emisiones de carbono en operaciones aeroportuarias de la región

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

Profesionales de la DGAC llegaron hasta el Aeródromo Desierto de Atacama para conocer la experiencia local, tras la instalación de paneles fotovoltaicos a través del Programa Techos Solares Públicos del Ministerio de Energía. 

 

 

Con el fin de disminuir las emisiones de carbono en operaciones aeroportuarias de la región y país, el seremi de Energía, Rodolfo Güenchor García, se reunió con Carlos Aliaga Ramírez, jefe del Aeródromo Desierto de Atacama y con profesionales de ambos servicios, para evaluar el funcionamiento de los paneles fotovoltaicos instalados en dependencias de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) a través del Programa Techos Solares Públicos, además de analizar la posibilidad de replicar experiencias sustentables en otros dependencias de la DGAC.

“Estuvimos revisando el aporte que ha significado tener paneles fotovoltaicos generando energía limpia y sustentable, utilizando el sol de Atacama, dentro de las operaciones de la Dirección, y viendo de qué forma, esta misma experiencia se puede replicar en otros aeropuertos del país y, específicamente de la región”, explicó Rodolfo Güenchor.

En este sentido, el seremi aseguró que el Gobierno está comprometido con el combate al cambio climático, expresado a través de tener una matriz energética más amigable con el medioambiente, disminuyendo la huella de carbono y teniendo a ciudadanos y ciudadanas educadas y conscientes en esta materia. Es así como actualmente, de los 2.392 MW de capacidad instalada que tenemos en la región, el 46% de ésta corresponden a energías renovables.

De hecho, actualmente, Atacama tiene una capacidad instalada de 918 MW de energía solar, cifra que la posiciona como potencia solar de Latinoamérica. “Tenemos diversos proyectos que aprovechan la energía del sol que tenemos en el país, que es la más alta de todo el mundo y que nos permiten proyectar cifras muy positivas en cuanto a la diversificación de la matriz energética”, destacó Güenchor García.

Aeropuertos sustentables

Carlos Aliaga, se manifestó contento en cuanto a la implementación del Programa Techos Solares Públicos en dependencias de la DGAC – emplazadas a un costado del Aeródromo Desierto de Atacama-, “por los beneficios que hoy día estamos viendo y, por los beneficios futuros. Nosotros hoy estamos consumiendo la energía que generamos y, al mismo tiempo, somos capaces de inyectar energía al Sistema Interconectado Central, y eso nos deja muy contentos”.

En esa misma línea, Aliaga Ramírez destacó que “tener aeródromos más sustentables es un compromiso que nosotros, desde un tiempo a esta fecha, ya hemos venido trabajando visionariamente con las reducciones en las emisiones de carbono que están asociados a la aviación mundial, y también, con una disminución en los consumos de energía en la parte de la infraestructura horizontal, que recibe a las aeronaves”.

Medición de Huella de Carbono

El departamento de Planificación de la DGAC se encuentra implementando un proyecto para Medir la Huella Carbono en los principales aeropuertos del país, al que también se sumaría el Aeródromo Desierto de Atacama, que es el único bajo el mando de la Dirección de Aeronáutica que ya cuenta con energía renovable fotovoltaica.

“La idea, es poder establecer las cantidades de emisiones de carbono que se generan en un periodo determinado, por parte de la operaciones comerciales o de la aviación en sí. Y nuestra institución, en cierta medida, está orientada a poder generar nuevas rutas, nuevos sistema de ascenso y descenso, que permitan una disminución en esa emisión de carbono y, creemos nosotros que, esta oportunidad que se nos da a nosotros a través de estos programas (Techos Solares Públicos), también aportan en el objetivo de disminuir la emisión de CO2”, agregó el jefe del Aeródromo Desierto de Atacama.

En este contexto, Rodolfo Donoso Pinilla, encargado de la Oficina de Planificación Ambiental de la DGAC, explicó que, uno de los ejes de la Dirección está orientado a la sustentabilidad y a los aeropuertos verdes. Por lo mismo, están realizando algunas visitas, a nivel nacional y viendo –en particular- el caso de Atacama con un proyecto piloto, “aprovechando las condiciones geográficas de la región para implementar medidas de eficiencia y también, de energías alternativas asociadas a la reducción de gas carbónico”.