Festival de Jazz llenó de música la Plaza de Armas de Copiapó

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

Nuevamente el Jazz se tomó la Plaza de Armas de Copiapó, en una nueva versión del Festival que despidió el verano en la ciudad y que congregó a destacados músicos locales y nacionales, entre los que resaltó el bajista Christian Gálvez.

La gran cantidad de público asistente a este encuentro demostró una vez más el gran interés que muestra la comunidad copiapina por estas manifestaciones culturales y artísticas que organiza el municipio local.

Christian Galvez Trío, deleitaron a la concurrencia con su último material discográfico grabado en el mítico club Blue Note de Nueva York. Terminada su presentación, el bajista señaló sentirse “feliz de estar acá. Es un lugar donde uno está permanentemente invitado y siempre es un gusto tocar aquí en Copiapó. La vez anterior estrené un Concierto Sinfónico junto con la Orquesta Juvenil de Atacama, junto al Maestro Rodrigo Salas. Hoy estoy estrenando este disco grabado en New York. Cada músico pone su corazón y su influencia nativa cuando hacemos jazz”.

Luego llegó el turno de la tradicional agrupación local, Motete, quienes realizaron un recorrido musical por todos sus discos publicados y también estrenaron algunos temas de su nueva placa – la cuarta de su trayectoria. Sergio Olivares, músico fundador de Motete, señaló su entusiasmo por estar presente en este festival y “poner en escena nuestra música, agradecido del público, agradecido de la Municipalidad por apoyarnos y que ojalá estas actividades tomen mayor vigor”. El músico atacameño, el cual denominó “Motete” a su grupo de jazz en recuerdo de las composiciones polifónicas basadas en textos litúrgicos antiguos, indicó además, “hemos estado trabajando sobre la nueva propuesta musical del grupo y nuestro cuarto disco, con nuevos músicos, una formación bastante joven y con la participación de Christian Gálvez quien participará en esta nueva producción. Así que se viene una instancia bastante productiva para nosotros y que nos pone muy contentos para mantenernos en la senda de la creación”.

Una vez terminado el evento musical, Mauricio Ceriche, director de Extensión Cultural del Municipio copiapino, también hizo un positivo balance del encuentro, “Siempre estamos muy contentos con ofrecer estas disciplinas musicales, como el jazz que tiene muchos seguidores en Copiapó. La música es reconfortante para el alma, y hacen vibrar al público. Casos como Christian Gálvez, como Motete, son parte de un desarrollo cultural y social de una comunidad.

Hay gran cantidad de personas que hacen jazz durante todo el año y siempre están bajo el alero del Municipio. Estamos felices y contentos de establecer este vínculo entre el público y nosotros”.