Gobernador de Copiapó realizó coordinaciones de seguridad pública con Carabineros

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

Con la finalidad de continuar con las acciones de normalización, el Gobernador de la Provincia de Copiapó Mario Rivas Silva, realizó coordinaciones de acciones en materia de seguridad pública junto al prefecto de Carabineros de Atacama, Coronel Jorge Garrido Díaz, enmarcadas en las directrices de trabajo territorial bajo el estado de excepción establecido para la región.

Al respecto el Gobernador de la Provincia de Copiapó, Mario Rivas Silva manifestó que “el objetivo de esta reunión de coordinación de acciones de seguridad pública con el Coronel de Carabineros, es conocer sobre el trabajo de Carabineros desarrollado durante estos días de emergencia, el cual las autoridades y la ciudadanía agradecemos, por lo cual reforzaremos nuestros vínculos de las instituciones con las fuerzas sociales para realizar un efectivo trabajo en conjunto que siga permitiendo el resguardo y la seguridad de la población que en este accionar de normalización se direccionan en materias de tránsito y orden público”.

El prefecto de Carabineros de Atacama, Coronel Jorge Garrido Díaz, manifestó que “como hemos venido trabajando estrechamente y coordinadamente con la gobernación, hemos estado descubriendo que en la medida que se avanza trabajos de normalización ha habido que hacer unos ajustes, y con ello ir poniéndonos al día de cuáles son las materias que hoy día podemos dar por superadas y otras que todavía están pendientes pero que llevamos algún estado de avance, de manera de poder ir avanzando hacia la normalización en materias de tránsito, y también en el resguardo de la comunidad con la finalización del toque de queda, garantizando el orden público y la seguridad pública también en horas de la noche”.

Para finalizar, las autoridades concordaron en que en este proceso de normalización la ciudadanía ha cumplido un rol fundamental de colaboración que ayuda a este proceso al grupo humano y a todo a la sociedad a que se pueda en un cierto estado de normalidad a que se pueda volver a la actividades rutinarias, llamando a seguir cooperando, informando y tomando medidas preventivas.