Gobierno entrega sillas de ruedas a adultos mayores de San Antonio y Nantoco

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

Con el transcurso de los días, -luego de la tragedia ocurrida el 25 de marzo en la región- variados han sido los requerimientos específicos solicitados por la comunidad afectada. Detalle en que el Gobierno ha debido estar atento, para poder ir en ayuda de quienes más lo necesitan: como son los casos de dos mujeres adultos mayores, de las localidades de Nantoco y San Antonio, a quienes el Gobierno les entregó sillas de ruedas para facilitar su traslado, debido a su delicado estado de salud.

Nora Vallejo, manipuladora de alimentos de la escuela de San Antonio que desde el primer día ha funcionado como albergue, ha trabajado arduamente y sin descanso para cubrir las necesidades de alimentación que han tenido los pobladores que buscaron refugio en el establecimiento educacional.

Nora, quien que ha tenido que sufrir en carne propia el dolor de perder a un familiar en la tragedia. Además ha tendido la preocupación del bienestar de su madre, quien debido a su delicado estado de salud, necesitaba imperiosamente una silla de ruedas para realizar su traslado al centro asistencial más cercano.

De esta manera es que el requerimiento fue efectuado en el Comité de Emergencia (COE) comunal de Tierra Amarilla por el ejército, solicitud que fue canalizada por la Seremi del Medio Ambiente, Ingrid Aguad, representante del Gobierno Regional en la comuna, quien hizo las gestiones correspondientes con la directora de SENAMA, Verónica Peña, organismo público que facilitó los implementos.
“Mi mamá tiene una insuficiencia renal y cardiaca, ella usa pañales y hay que darle todos los días sus remedios. Mi cuñada la pudo sacar con tiempo de acá y se la llevó a Tierra Amarilla a una casa donde arriendan y a la que también le entró el agua, y al momento de arrancar se rompió la silla. Nosotros necesitábamos una silla con urgencia y no sabíamos cómo hacerlo, ahora estoy súper agradecida porque realmente lo necesitaba”, reflexiona emocionada Nora.

Bajo la misma necesidad de traslado, Irma Araya, adulto mayor que no cuenta con el apoyo de familiares cercanos, y quién fue acogida por una familia en la localidad de Nantoco, desde la tarde de ayer cuenta con una silla de ruedas, la que fue gestionada a través de la JJ.VV de la localidad. Elemento que facilitará su movilidad y calidad de vida.

Ingrid Aguad, Seremi del Medio Ambiente, quien desde el comienzo de la tragedia ha estado junto a otros directores de servicio, representando al Gobierno en el COE, comentó que “supimos de estas necesidades y como Gobierno hicimos las gestiones con SENAMA, para poder ir en ayuda de estas abuelitas que tanto necesitaban la silla de ruedas, una porque se le rompió durante el alud y la otra señora porque, debido a su situación no cuenta con una gran red de apoyo que le pudiese suministrar, a corto plazo, este medio para trasladarse con mayor facilidad”.