Hogar femenino Junaeb de Atacama conmemora sus 48 años y anuncia nuevo nombre

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

 

Desde hoy, el tradicional hogar que ha albergado a cientos de niñas y jóvenes desde 1974, pasará a llamarse Hogar femenino Rosario Orrego, en honor a la connotada educadora, novelista y editora oriunda de la ciudad de Copiapó.

 

Con la presencia de la directora nacional de Junaeb, Camila Rubio, el gobernador, Miguel Vargas Correa; el delegado presidencial, Gerardo Tapia Tapia y la directora regional Junaeb, María José Robles se realizó el acto de conmemoración de los 48 años del Hogar Femenino de Junaeb Atacama, ubicado en la comuna de Copiapó.

Durante la ceremonia, la directora nacional, Camila Rubio explicó que el cambio de nombre del hogar se debe a la importancia de relevar los espacio en la historia que han tenido las mujeres, y esa es la razón por la cual se quiso homenajear a una mujer nacida en la región y pionera en su rubro como fue Rosario Orrego, además agregó  “Nuestra labor desde Junaeb es abrir todos los espacios posibles para que niñas, niños y jóvenes puedan completar sus estudios y desarrollarse en todos los aspectos de la vida.  El programa de hogares de Junaeb es un ejemplo tangible de nuestra misión, es mucho más que un hogar, que un techo, es un espacio de oportunidad gigante para que estas jóvenes puedan continuar sus estudios y ser lo que sueñen en un futuro, sin límites, tal como lo hizo Rosario Orrego”, concluyó la directora, quien aprovecho la instancia para invitar al gobernador, Miguel Vargas Correa y al delegado presidencial, Gerardo Tapia a trabajar conjuntamente con el objetivo de fortalecer la educación pública.

El Hogar Femenino Junaeb Copiapó fue inaugurado el 07 de septiembre de 1974, con el propósito de acoger a niñas y jóvenes desde séptimo básico a cuatro medio, originarias de comunas y/o localidades aisladas geográficamente, distantes, o con difícil accesibilidad, donde la oferta de establecimientos educacionales es escasa o la existente no responde a sus intereses.

Durante su estadía las hogareñas tienen la posibilidad de compartir y relacionarse con sus pares, en un ambiente de convivencia sana, que contribuye a su desarrollo personal, afectivo y académico. Así también lo explicó Kiomara Morales Rojas, ex hogareña entre los años 2015 y 2018, quien relató su vivencia en el hogar, “es una oportunidad que se le puede dar a todas las personas que viven en zonas rurales, y no cuentan con familiares en la comuna. Se los recomiendo a todas las familias que deseen darles un mejor futuro a sus hijas, ya que aquí están protegidas y cuentan con el apoyo diario de las tías y directoras”, señaló Kiomara, quien actualmente trabaja en la Seremi de Salud Atacama como técnico en enfermería.

Actualmente el hogar cuenta con cupos disponibles para niñas y jóvenes de la zona, los requisitos se encuentran disponibles en www.junaeb.cl y quienes estén interesados en optar al beneficio pueden acercarse a la Dirección Regional de Junaeb para realizar el proceso de postulación.

DIRECTORA NACIONAL SUPERVISA PROGRAMA DE ALIMENTACIÓN ESCOLAR EN ATACAMA

Durante su visita a la región, la directora nacional, Camila Rubio mantuvo una intensa agenda de actividades centrada principalmente en supervisar en terreno los compromisos adquiridos hace cerca de un mes, cuando se reunió con las comunidades escolares y autoridades locales por las problemáticas del Programa de Alimentación Escolar en la región.

En ese contexto la autoridad supervisó junto al equipo regional las cocinas de las escuelas Abraham Sepúlveda, Artística Las Brisas y del Liceo El Palomar, todos de Copiapó. También se reunió con las comunidades educativas de las escuelas Las Brisas, Abraham Sepúlveda, Pedro León Gallo, Los Estandartes y Jesús Fernández Hidalgo, para conversar sobre posibles mejoras en la alimentación entregada por el PAE a las y los estudiantes de la región. Las acciones en terreno concluyeron este miércoles con la visita a las Escuelas María Luz Lanza Pizarro y Las Canteras de Copiapó.

Al finalizar su estadía en la región, Camila Rubio aseguró esta segunda visita muy frutífera, donde se pudo comprobar el cumplimiento de los propios compromisos, “Como Junaeb  sabemos que aún  tenemos una deuda en los establecimientos y la alimentación que se está entregando, pero  me voy a quedar con las palabras que dijeron las comunidades educativas en las reuniones sostenidas, donde manifestaron su satisfacción por ver un antes y un después, no porque se hayan logrado todas las mejoras que se requieren y tan rápido como quisiéramos, ellos se refirieron a que hubo compromisos que efectivamente se cumplieron y para nosotros en Junaeb y como Estado, cuando se recuperan las confianzas es algo fundamental, por lo que nos vamos tranquilos, pero con la tarea de seguir trabajando con la misma premura en los desafíos que aún están pendientes en materia de alimentación escolar”, afirmó la directora nacional de Junaeb.