Intendente de Atacama y EMELAT firman convenio para normalizar instalaciones eléctricas en campamentos de la región

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

Durante los próximos meses, en una primera etapa, EMELAT mantendrá sus estudios para la posible regularización de las instalaciones eléctricas en 21 campamentos. A la fecha, se está trabajando en 5 de ellos para beneficiar a las 350 familias.

 

En el marco del plan de trabajo que llevan adelante el Gobierno Regional y la Empresa Eléctrica Atacama (EMELAT) para abordar soluciones transitorias en algunas ocupaciones irregulares de la región, particularmente Copiapó, con el objetivo de evitar accidentes y mejorar las condiciones de seguridad; el Intendente de Atacama, Miguel Vargas y el Gerente General de EMELAT, Eduardo Apablaza firmaron un convenio para abordar en forma integral el problema de las instalaciones eléctricas en estos asentamientos, donde se trabajará en la normalización de las redes eléctricas que lo ameriten, además de educar a la comunidad en temas como seguridad, riesgos eléctricos, eficiencia energética y responsabilidades del consumidor.

Atacama es la segunda región donde la Compañía General de Electricidad (CGE) materializa esta iniciativa público-privada en torno a las soluciones transitorias. Durante los próximos meses, en una primera etapa, EMELAT mantendrá sus estudios para la posible regularización de las instalaciones eléctricas en 21 campamentos. A la fecha, se está trabajando en 5 de ellos para beneficiar a las 350  familias.

Miguel Vargas Intendente de Atacama, sostuvo que “no nos gusta tener una proliferación de campamentos, pero esta es una realidad que tenemos en la región de Atacama, son 46 los campamentos catastrados, realidad de la cual tenemos que hacernos cargo.

Lo que no podemos hacer es permanecer indiferentes ante esta realidad. Por lo tanto, en primer lugar quiero agradecer la buena disposición que ha tenido la Empresa Eléctrica Atacama para incorporarse en un plan de trabajo que apunta a dotar de energía eléctrica segura a los campamentos”.

“Evidentemente, aquí hay un plan de trabajo que está liderando el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, a través del Serviu, mediante el cual ya estamos desarrollando proyectos de urbanización para radicar algunos campamentos en el lugar, porque ahí se dan ciertas condiciones geográficas que permiten impulsar un proyecto de este tipo. Pero también hay campamentos, con otras particularidades de los cuales debemos hacernos cargo hasta que lleguen las soluciones definitivas, y esto supone tener resuelto el alumbrado, porque para las familias las condiciones de seguridad son muy importantes”, ratificó la autoridad.

Según destacó Eduardo Apablaza, el convenio fue posible gracias al trabajo ya en desarrollo entre el Gobierno Regional y la empresa eléctrica EMELAT, entre otros actores que conforman la “Mesa Regional de Campamentos”, donde participan los Seremis de Energía, Vivienda y Bienes Nacionales; SEC Regional, Gobernación y Municipios, así como organismos de seguridad como la PDI y Carabineros de Chile.

“Para EMELAT, empresa de distribución de CGE en la región, este hito es muy importante porque consolida el trabajo conjunto con el gobierno para entregar energía eléctrica segura y confiable para las comunidades que lo necesitan. Es una inversión que estamos haciendo nosotros como compañía en inversiones modulares que están de acuerdo a la norma técnica. Una tecnología modular, compacta, una inversión que está mientras dure el campamento y que tenemos la posibilidad después de hacer redistribución a otras zonas donde efectivamente se necesite”, destacó el ejecutivo.

El alcalde electo por Copiapó, Marcos López, quien estuvo presente en la firma de este convenio, manifestó que “primero decir que cualquier solución que signifique mejorar la calidad de vida es importante, y de alguna manera, disminuir los riesgos. En segundo este proceso es sobre una realidad concreta.

Si se aplica el modelo de Antofagasta, estos procesos son con un plazo de dos años y toda la gente debe postular a viviendas, y de alguna manera, debe hacerse responsable y asumir que serán catastrados por la municipalidad, de forma que cada una de las familias sean elegibles para subsidios y elegibles para nuevas viviendas. Esto nos obliga a apurar mucho el paso en cuanto que se materialicen a la brevedad posible los proyectos que hay en los sectores Punta Negra y El Palomar y la habilitación de los servicios básicos en Llanos de la Candelaria”.

En Chile, según las últimas estadísticas, más de 38 mil familias viven en campamentos, gran parte de ellas con accesos irregulares a los servicios básicos. Por tratarse de un problema multidimensional, la Intendencia de la Región de Atacama y EMELAT acordaron un trabajo conjunto que permitirá abordar en forma integral el suministro eléctrico en estos asentamientos de la región.