PDI inspecciona fragata “Blanco Encalada” sumergida en bahía de Caldera

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

Cualquier persona que sea sorprendida sacando o sustrayendo algunas especies o saqueando desde el Blanco Encalada puede ser sometido a una investigación por parte de la Fiscalía”, subcomisario Sebastián Morales.

 

Una investigación de la Brigada Investigadora de Delitos Medioambientales y contra el Patrimonio Cultural (Bidema) que data de mediados del 2015, posibilitó la visita ese mismo año a la zona del Equipo de Operaciones Subacuáticas (EOS) de la PDI Metropolitana para inspeccionar la fragata “Blanco Encalada”, que se encuentra sumergida en la Bahía de Caldera, a fin de catastrar las especies que pertenecen a la embarcación, debido a los saqueos de los que ha sido afectada.

En esa oportunidad detectives de la Bidema Copiapina recuperaron 124 especies provenientes de la fragata, además de 28 piezas de origen paleontológico, cinco piezas de origen arqueológico y un caparazón de tortuga marina, que se encuentra protegidas mediante la Ley Nº 17.288 de Monumentos Nacionales y la Ley de Pesca respectivamente. Además detuvieron a un buzo que había saqueado el barco.

En una segunda visita, el EOS llegó a Caldera este fin de semana para sumergirse hasta donde se encuentra la fragata para realizar una nueva inspección. “El año 2015 se le hizo una fijación tanto fotográfica como planimétrica, sin levantamiento de especies. Ahora se está repitiendo la inspección para poder determinar si dichas especies se mantienen o no en el fondo marino. Se han encontrado algunas piezas metálicas del buque, también se encontró restos de loza y algunos cartuchos de munición”, señaló el subcomisario Sebastián Morales de EOS.

“Lo que queremos hacer es una recopilación de todos los elementos posibles que se puedan destacar de este barco chileno y darle a conocer a la comunidad de que siendo parte de un patrimonio es de todos los chilenos”, indicó el jefe de la Bidema Copiapó, comisario Patricio Zambrano.

 

Sanciones

El subcomisario Morales agregó que “cualquier persona que sea sorprendida sacando o sustrayendo algunas especies o saqueando desde el Blanco Encalada puede ser sometido a una investigación por parte de la fiscalía toda vez que tiene protección patrimonial, y está enmarcado dentro de una ley que lo protege”.

La sustracción de especies de este tipo constituye delito, por lo que el llamado de la PDI es a evitar la adquisición de piezas patrimoniales debido a que normalmente los saqueos de monumentos nacionales se concretan con fines económicos. La posesión de estos elementos, eventualmente, podrían configurar el delito de receptación.

 

Historia

La fragata blindada Blanco Encalada, conocida comúnmente como El Blanco, fue una nave de la Armada de Chile de fines del siglo XIX. Fue construida, al igual que su gemela la fragata blindada Cochrane, en el Reino Unido en 1875. Participó activamente en la Guerra del Pacífico siendo su acción más destacada la captura del monitor peruano Huáscar en el combate naval de Angamos.

El Blanco formó parte de las fuerzas congresistas que derrotaron al presidente José Manuel Balmaceda en la guerra civil de 1891. Fue hundida durante este conflicto el día 23 de abril de 1981, convirtiéndose en el primer buque de guerra en el mundo en ser hundido por un torpedo autopropulsado.