Positiva evaluación de la red asistencial atacameña tras largo fin de semana

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

Sin contingencias complejas y sólo un aumento marginal de las atenciones que se realizan frente a un fin de semana normal tuvo la red asistencial de Atacama durante los días del fin de semana santo. Ese fue el principal balance que realizó la dirección del Servicio de Salud de Atacama a través de la Dra. Sonia Ibaceta, frente al funcionamiento de los distintos centros de salud de la Región de Atacama.
“Hubo un leve aumento en las atenciones médicas, específicamente en la red de Urgencias, producto del número de turistas que se desplazó especialmente a la zona costera de nuestra región. Debido a las medidas adoptadas por los distintos centros médicos, se dio la atención oportuna a cada uno de esos casos y la red dio abasto a las necesidades de nuestra población”, manifestó la máxima autoridad del SSA.

En Caldera, por ejemplo, se realizó un porcentaje importante de atenciones referidas a prestaciones estacionales como problemas respiratorios, sin embargo, nada extraordinario en relación con la misma fecha del año anterior. Así lo manifestó, Yolanda Zepeda, Directora del SAPU de la comuna.

“Hubo un aumento de consultas de menores correspondientes a IRA alta que no requirieron traslado ni hospitalización. Hubo un aumento no importante de consultas por causas gastrointestinales, dentro de ellas una intoxicación alimentaria. De hecho el fin de semana funcionamos con turnos normales. Tampoco hubo choque automovilístico, choques, colisiones u atropellos” señaló.

En tanto, en Chañaral la situación del Hospital de la comuna se mantuvo normal en términos de la cantidad de atenciones que se presentaron en el servicio de Urgencia. Moisés Arce, director del recinto, indicó que “se atendió a alrededor de 30 personas sin complejidad y sin mayores problemas” apuntó.

Dentro de las medidas adoptadas por todos los centros de salud de la red de Atención primaria de Salud, se cuentan: refuerzo de profesionales médicos los tres días del fin de semana, además de turnos de llamado de médicos y una intensa campaña preventiva hacia los habitantes de la región, realizando un llamado a no realizar actividades riesgosas, como conducir en estado de ebriedad, consumir mariscos cocidos y alimentos en buen estado para evitar enfermedades entéricas o intoxicaciones, y un especial llamado a los padres para cuidar el consumo excesivo de chocolate, por la tradición de repartir huevos de chocolate.