Presidente Boric anunció creación de un «Parque Nacional Desierto Florido»

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

 

De visita en Atacama, el Mandatario indicó que el proyecto elevará la protección estatal a este fenómeno de la naturaleza, y se concretará durante el primer semestre de 2023.

 

El Presidente Gabriel Boric anunció este domingo un proyecto para decretar como Parque Nacional el desierto florido de la Región de Atacama, con el fin de otorgarle mayor protección a la zona natural que en diversas oportunidades se ha visto afectada por la acción humana.

Además de dar a conocer la noticia, en la oportunidad Boric paseó por el lugar y posteriormente recitó un poema en honor al Desierto de Atacama, en el marco de la conmemoración por el Día Nacional del Medio Ambiente.

«Tenemos una deuda con la protección del desierto florido, pero en particular con la protección de Atacama, y nos comprometemos como Gobierno a dar inicio al proceso de creación del Parque Nacional del Desierto Florido», dijo el Mandatario.

El Ministerio de Bienes Nacionales se encuentra en la etapa de definir el polígono que será presentado como parque nacional; esa determinación y todos los antecedentes deben ser remitidos al Consejo de Ministros y Ministras para la Sustentabilidad, que votará la solicitud en la sesión pronosticada para el mes de noviembre.

De esta forma, se espera que sea declarado como parque nacional durante el primer trimestre del año 2023. 

PATRIMONIO DE BIODIVERSIDAD EN RIESGO

Javiera Toro, ministra de Bienes Nacionales, destacó que el lugar «es un patrimonio de biodiversidad y un espectáculo natural asombroso, que se pone en riesgo cada vez que alguien corta una flor, pisa o pasa un automóvil por este territorio».

«Que este fenómeno siga ocurriendo depende de que protejamos efectivamente los suelos únicos que lo posibilitan. En este lugar florecen cada tres, cinco o diez años, dependiendo de las condiciones climáticas, más de 200 especies de plantas, las que a la vez permiten la llegada de insectos y fauna en busca de alimentos», sostuvo.

«Estamos enfrentando tres importantes crisis y una de ellas es la pérdida de biodiversidad. Este anuncio nos permitirá contar con un nuevo parque nacional en Chile, el número 44, que nos aporta precisamente en esa línea», señaló el ministro subrogante de Medio Ambiente, Maximiliano Proaño.

«Proteger nuestros ecosistemas, donde habita una gran diversidad de especies de flora y fauna, es crucial para asegurar un futuro habitable (…) Esta zona tiene un alto valor biológico y cuenta con muchas especies endémicas», enfatizó Proaño.

El director ejecutivo de Conaf, Christian Little, explicó que «el hecho de tener un parque nacional le entrega un estatus mayor de conservación y mayor cuidado de parte del Estado».

Dentro de los aspectos que cambiarían, además de tener una conciencia por la mayor comunicación, está que «el Estado debe destinar recursos efectivos para la protección del área, teniendo un centro de visitantes, senderos habilitados y guardaparques que protegen el área en el cuidado».

OPORTUNIDAD PARA DINAMIZAR LA ECONOMÍA DE COPIAPÓ

El alcalde de Copiapó, Marcos López, comentó que «cuando el desierto está florido el nivel de turismo crece sustantivamente y eso beneficia a las empresas de gastronomía, a los hoteles y eso genera un dinamismo económico», calificando al desierto florido como «un capital desde el punto de vista productivo».

Antes de volver a la capital, esta tarde Boric encabezará el Consejo de Gabinete regional en Copiapó, junto a las autoridades de Atacama y de la zona, con la presencia de los titulares de Agricultura, Vocería de Gobierno, Bienes Nacionales y de Medio Ambiente, que acompañaron al Presidente en la visita a la región.