Salud Municipal inició aplicación de costosa vacuna contra el cáncer a niñas de cuarto año básico

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

Unas 1.200 niñas que cursan el 4º año básico de las escuelas municipales, particulares y particular-subvencionadas de la comuna de Copiapó comenzaron a recibir gratuitamente la vacuna contra el virus papiloma humano, principal causante del cáncer cérvico uterino que mata cada año a cerca de 600 chilenas.

Para dar inicio a la aplicación de esta vacuna, se hicieron presentes en la escuela Bernardo O’Higgins autoridades de Gobierno y del municipio, relevando la importancia de este avance, ya que hasta ahora sólo estaba disponible en el sistema privado de salud, al alcance de quienes podían pagar su costo aproximado de $ 80.000 por dosis.

El alcalde Maglio Cicardini declaró que «este es un paso importante para la salud de la mujer chilena y por tanto estoy muy contento de que tengamos esta posibilidad de asegurar que nuestras niñas no tengan en el futuro este terrible cáncer y otras afecciones uterinas que hoy amenazan a nuestra población copiapina».

La responsabilidad de aplicar esta vacuna en todos los colegios de Copiapó será de la Dirección de Salud Municipal a través de equipos de los CESFAM que acudirán a cada uno de los establecimientos educacionales.

Por su parte el director de Salud Municipal, Iván Apurahal, destacó la importancia de incorporar esta vacuna «que es un tremendo aporte a la lucha contra el virus papiloma humano, puesto que hasta la fecha sólo contábamos como herramienta preventiva el examen de Papanicolau, el cual igualmente es importante que todas las mujeres se lo hagan cada año a partir de los 25 años de edad».

Si bien la primera dosis de la vacuna se les aplica a las alumnas de cuarto básico, una segunda dosis se les aplicará el próximo año cuando cursen quinto básico, lo que les dará inmunidad para su vida adulta, aunque en esa época es recomendable que también se hagan el examen de PAP.

La aplicación de esta vacuna a nivel regional tiene una población objetivo de 2.500 niñas de entre 9 y 10 años, con una inversión de 500 millones de pesos, según dio a conocer la Seremi de Salud de Atacama, Brunilda González.