Seremi de Salud reitera llamado a evitar la compra de peligroso juguete

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

En el marco de las fiscalizaciones de artículos de uso infantil “juguetes”, a nivel nacional se han pesquisado juguetes que presentan características magnéticas (imanes peligrosos) de riesgo para la salud de los niños. Corresponde a una masa magnética (imanes peligrosos), denominada “Magnetic Putty”, cuyo índice de flujo magnético supera los valores de referencia internacionales (50 KG2mm2), por lo tanto es un producto de alto riesgo.

En este sentido es dable señalar que la presencia de imanes peligrosos en los productos infantiles (juguetes) se basa en el riesgo de ingestas, que según la literatura internacional, la ingestión de 2 o más imanes puede generar perforación de asas de intestino delgado, estómago y colon. De manera más clara, el riesgo de lesiones graves surgen cuando más de un imán poderoso o un imán y otro objeto de metal son tragados por el niño (Ej.: una pequeña esfera metálica) y al interior del cuerpo se adhieren firmemente entre sí a través de las paredes del intestino, causando perforaciones, infecciones y obstrucciones.

En lo particular,  los resultados obtenidos muestran que el índice de flujo magnético presente en los productos “Magnetic Putty” superan el valor de referencia entre 28 y 31 veces el valor límite y entendiendo el riesgo que estos implican para la salud de la población infantil, y en aplicación al artículo 4º del DS 114/05, estos productos se encuentran en incumplimiento regulatorio, y por tanto está prohibida su comercialización en el país.

De igual forma señalar que se continua con especial énfasis en el seguimiento de los productos denominados “slime”, consistente en una masa elástica, blanda y flexible, del cual se desconoce su inocuidad”. El problema es la fabricación casera con bórax (borato de sodio), elemento utilizado para que tome la textura y la elasticidad necesarias. El bórax es un producto utilizado para la composición de jabones, detergentes, desinfectantes y pesticidas, por tanto, no es un ingrediente para niños y niñas que se llevan las manos a la boca, tocan su cuerpo y empuñan comida”. Hoy en el mercado se encuentran como “Juguetes Científicos” porque invitan a los niños a preparar su slime; en forma de “Slime holográficos”; Slime Galáctico”. Por lo anterior, “los fabricantes, importadores y comerciantes deben disponer de la documentación de origen que acredite la inocuidad de estos productos y si estos certificados no vienen desde el país de origen, son los comerciantes los responsables de demostrar que los productos que venden son inocuos y dar así cumplimento al Decreto Nº114/2005 del Ministerio de Salud, que aplica a todos los productos destinados con fines de juego o entretenimiento”.

 

La Autoridad Sanitaria retendrá los productos hasta que los comerciantes demuestren a través de certificados de análisis y ensayos que el producto slime industrial es seguro.

 

El llamado que hace nuestro Seremi (S) de Salud de Atacama, Bastian Hermosilla, es a “no comprar por ningún motivo este tipo de producto, ya que puede provocar serias complicaciones de salud en nuestros niños. El principal peligro es que si se tragan uno de estos imanes, que son muy pequeños y al intentar unirse dentro del estómago con otro imán o producto metálico, podrían provocar serios daños al intestino. Para solucionar esta situación se necesita de una cirugía de urgencia. Por lo tanto el llamado es a los padres, a ser responsables y conscientes de los juguetes que compran a los niños.” También agregó: “Estas fiscalizaciones se hacen de manera constante, pero se ve fortalecida ante estas fechas importantes, sobre todo en el comercio establecido, donde han existido casos en que se ha requerido el retiro de la venta de algunos productos por no cumplir con la normativa.”

Consejos para el uso seguro de los juguetes:

 

  • No adquirir productos de origen dudoso, comprar en el comercio establecido
  • Revisar que los juguetes se encuentren etiquetados en idioma español e identificación de origen.
  • Adquiera el juguete que sea adecuado para la edad del niño o niña. No adquirir productos sin información necesaria.
  • Leer los instructivos y fijarse en símbolos de precauciones de los juguetes.
  • Revise los juguetes frecuentemente con objeto de verificar que se encuentren en buenas condiciones, sin la perdida de una pieza pueda significar un riesgo de anfiscia para el niño o niña.
  • Si el juguete usa pilas, verifique que el depósito de éstas cierre firme y sea difícil el acceso por parte del niño o niña.
  • Asegúrese que los juguetes destinados a niños y niñas mayores, no se encuentren al alcance de los más pequeños.
  • Elimine las pilas agotadas de los juguetes, ya que desprenden líquidos que pueden dañar los ojos o piel de los niños y niñas.
  • No permita que los niños jueguen con globos desinflados o imanes que pueden generar daño en la salud por ingestión.
  • Elimine el embalaje del juguete antes de dárselo a un niño o niña pequeño.
  • Evite la adquisición de juguetes cuyas pinturas se desprendan fácilmente.
  • Asegúrese que los peluches, disfraces o carpas de juego sean utilizados lejos del fuego.

 

Ante cualquier duda, consulta debe llamar a SALUD RESPONDE al 600 360 7777