SSA refuerza concepto de categorización antes de acudir a Urgencia del Hospital Regional de Copiapó.

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

SSA refuerza concepto de categorización antes de acudir a Urgencia del Hospital Regional de Copiapó.
El objetivo es descongestionar el Hospital Regional de Copiapó, donde más del 80 por ciento de las atenciones que se recibe no corresponden a emergencias de salud, sino a dolencias que pueden tratarse en la Atención Primaria.
Un tiempo prolongado puede estar esperando un paciente en la sala de espera de la Urgencia del Hospital de Copiapó si acude a ese servicio por un dolor de cabeza, un simple golpe en un dedo o algún malestar que no constituya un trauma físico importante o de riesgo vital.

Para atenuar esta realidad, la directora del Servicio de Salud Atacama, Sonia Ibaceta, hizo un imperativo llamado a la población copiapina a no acudir a la Urgencia del Hospital Regional de Copiapó, por patologías o lesiones que pueden ser tratadas en la Atención Primaria, considerando que el gran porcentaje de los pacientes que acuden a ese servicio –más del 80%- , lo hacen sin estar categorizados como C1, C2 y C3.

“En Urgencias no se atiende por orden de llegada, sino por la gravedad de la dolencia o lesión. Una persona que acude a Urgencia puede pasar horas esperando que lo atiendan si sufre un dolor de cabeza leve, porque no está diseñado para eso, su función es salvar vidas y prestar atención a pacientes con dolencias graves. Si destinamos tiempo y recursos en esas dolencias leves, podemos poner en riesgo real la vida de una persona que realmente requiere atención urgente”, explicó la Dra. Ibaceta, quien hizo hincapié en la categorización de los pacientes en la Urgencia del Hospital.
Las atenciones en los servicios de urgencia de todo el país funcionan por normativa ministerial con un sistema de priorización definido por una categorización que va de acuerdo a su gravedad. La categoría C1 corresponde a situaciones de riesgo vital; C2, paciente debe ser estabilizado para evitar riesgo vital; el C3 es una emergencia relativa; C4 paciente leve; C5 pacientes sin ninguna gravedad.

La preocupación en la red asistencial es disminuir la cantidad de personas con gravedad leve, o que no tienen ninguna gravedad y que aun así se atiende en los servicios de Urgencia de los hospitales.

“Durante el año 2013, el 56% de las de las atenciones correspondieron apacientes categorizados como C4, lo que implica una sobrecarga para los funcionarios, que termina afectando a quienes asisten legítimamente con una afección que los tiene en riesgo vital, y a los propios pacientes leves que pierden tiempo, dinero y se van con una mala impresión del servicio, cuando esa no es su función. La Urgencia del Hospital Regional de Copiapó no es la continuación de un policlínico, y queremos que nuestra población lo sepa, y se informe para que vaya y tenga una atención oportuna donde corresponde”, agregó Ibaceta, quien explicó que la red de Atención Primaria de Salud cuenta con implementos para atender a los pacientes menos graves, o derivar si así fuese necesario, según la evaluación.

“Nuestro Hospital es el centro médico de mayor complejidad de la Región de Atacama. Para que pueda cumplir su función, necesitamos de la colaboración de nuestros usuarios, especialmente ahora que viene el invierno, donde se registra la mayor alza de consultas en Urgencias”, concluyó la directora del SSA.

Sin título

DSCF2877-1