Senado aprueba proyecto para aumentar sanciones a infractores de cuarentenas

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

El proyecto endurece las sanciones contra quienes infrinjan las normas sanitarias en cuarentena.

 

La tarde de este martes el Senado aprobó el proyecto que modifica el Código Penal para sancionar la inobservancia del aislamiento u otra medida preventiva dispuesta por la autoridad sanitaria, en caso de epidemia o pandemia.

Ahora, la iniciativa pasará a la Cámara de Diputados y Diputadas, que deberá ratificar las modificaciones realizadas al proyecto de Ley que tiene «urgencia de discusión inmediata».

Fue el propio ministerio de Interior quienes hicieron referencia a la aprobación del proyecto, usando su cuenta de Twitter.

En tanto, la norma que contempla un aumento de rango de multas hasta 200 UTM para quienes incumplan la cuarentena, fue aprobada con 27 votos a favor, 5 en contra y 3 abstenciones. De esta manera, el proyecto pasó a la Cámara de Diputados.

En lo fundamental, la iniciativa aumenta la pena de presidio mayor en su grado mínimo -de 61 a 540 días de cárcel- hasta 3 años de cárcel y las multas que podrán fluctuar entre 6 y 200 UTM (300 mil a 10 millones de pesos) para quienes incumplan la cuarentena o medidas sanitarias. El proyecto que venía de la Cámara de Diputados planteaba multas de hasta 20 UTM, lo que se aumentó en el Senado.

Fue precisamente el aumento de esas disposiciones lo que originó que se votaran separadamente cada una de ellas. Esto, pues varios legisladores de oposición consideraron que son las personas más vulnerables, que deben salir por obligación a sus trabajos o a generar ingresos, los que se verían expuestos a sanciones más graves. Argumentaron que no se puede «traspasar» a la ciudadanía la responsabilidad por los «errores» de la estrategia sanitaria.

Desde la otra vereda, hubo legisladores que estimaron que es primordial dar «señales concretas» a la ciudadanía para disuadir el incumplimiento de las cuarentenas, especialmente cuando la situación de contagio es tan extremo. Asimismo, recordaron que también hay investigaciones contra personas que han hecho uso, incluso, de helicópteros privados para saltarse las cuarentenas.

Otra de las normas del proyecto sanciona a los que teniendo autoridad para disponer el trabajo de un subordinado, los obliguen a trabajar presencialmente cuando éste se encuentre en cuarentena o aislamiento sanitario obligatorio decretado por la autoridad pública. Ello, pueden ser sancionados con hasta 3 años de presidio y una multa de 10 a 200 UTM por cada trabajador obligado.

FIESTAS SERÁN AGRAVANTES

En tanto, quienes organicen o convoquen a fiestas, eventos o similares, esa conducta será considerada como un agravante que deberá contemplar el juez al momento de dictar su resolución. También se establece la posibilidad de que los infractores realicen servicios en beneficio de su comunidad.

Durante la discusión de la iniciativa, los ministros de Interior, Gonzalo Blumel, y secretario general de la Presidencia, Claudio Alvarado, valoraron el proyecto y manifestaron que servirá como un instrumento más para resguardar el cumplimiento de las cuarentenas y medidas sanitarias. Ello, considerando que hay quienes registran hasta 16 detenciones por incumplir las restricciones sanitarias.

En la sesión el debate estuvo centrado en el aumento de las multas para los que no cumplen las cuarentenas. No obstante hubo amplio acuerdo en respaldar las sanciones que se contemplan para quienes obliguen a sus empleados a trabajar presencialmente estando con restricciones sanitarias, las agravantes para los organizadores de fiestas o las disposiciones que castigan a los que a sabiendas que están contagiados no cumplen las medidas.