Usuarios del Hospital de Copiapó compartieron “Día del patrimonio cultural

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

A través de entretenida exposición

 

El hall de acceso de visitas fue el punto de encuentro cultural que permitió compartir esta fecha nacional cargada de historia y recuerdos. Fotografías, instrumental clínico, libros, anteojos antiguos que se entregaban décadas atrás  y jeringas fueron parte de la muestra que pudieron conocer los usuarios del recinto asistencial.

Precisamente, una de las personas que pudo interiorizarse más con respecto a la historia del Hospital de Copiapó fue Luis Insinilla, quien luego de ver la exposición recordó cómo era el recinto asistencial hace años atrás. “Uno va recordando y mirando fotos como en el caso de ahora y se va recordando de cierto hechos. El instrumental  y las fotos nos traen recuerdos.  Algunas cosas que vio y otras no. Uno va viendo cómo se ha ido transformando  la ciudad y el hospital en este caso”.

Pasajes históricos que también revivió Homero López, quien recordó que pasaba por fuera del centro de salud cuando era un niño y jugaba por las calles de Copiapó. “Me acuerdo de los lentes porque son del año 1966 parece, cuando yo estaba niño y llegaba las norteamericanas y usaban esos lentes y todas quería andar con esos lentes ópticos que tienen ustedes guardados”

Con estos relatos, el Hospital de Copiapó se sumó a la celebración del Día del Patrimonio Cultural. Una instancia que permitió que los usuarios pudieran conocer más sobre la historia del principal recinto asistencial de Atacama, cuyos orígenes se remontan al año 1848 cuando se construye el denominado “Establecimiento de Beneficencia” en los terrenos que donó Candelaria Goyenechea, tal como explicó su director Jaime Feijoó, tras indicar que “quisimos sumarnos a este día cargado de cultura, aprendizaje y así rememorar cómo es nuestra historia en Atacama. En nuestro caso, es muy grato recordar pasajes de la historia de la salud en nuestra zona. Cómo partió todo, cómo era nuestro hospital y dimensionar lo que se hacía antes con lo que se hace ahora. La verdad fue una linda jornada para compartir y así lo sintieron nuestros usuarios”.

De esta manera, los asistentes  pudieron celebrar el Día del Patrimonio Cultural al interior del recinto asistencial, donde incluso, los más pequeños se tomaron fotografías con los antiguos anteojos que se entregaban hace décadas atrás.